viernes, 19 de junio de 2009

SESIÓN SESENTA

JORGE: El hombre puede o no puede, he ahí una verdad que se pasea por el jardín de las miradas más humanas...puede no dejarse desalentar y también puede quedarse sin aliento...me parece que estoy desolado porque durante las elecciones europeas tres amigos han ocupado un cargo en una de las mesas electorales, y en las tres había sobres con dos papeletas...y lo peor no ha sido eso sino que en los tres casos eran votantes del partido de la oposición y en los tres ha habido alguien que decía: no hay que impugnarlas porque serán de ancianos que no saben lo que hacen...y contabilizaban..., supongo que es una práctica habitual para obtener más votos que votantes...no sólo impugnan las elecciones cuando gana un partido que no gusta a los poderosos de Occidente, como ocurrió en Argelia, en Palestina y en otros, sino que en las elecciones de cualquier país "civilizado" se puede hacer que sean "dobles" sus votos, ¿no le parece?


PSICOANALISTA: ¿Le gustaría valer el doble?


JORGE: He estado pensando que probablemente me quede más de media vida "útil", que puedo hacer el doble de lo hecho...valgo por dos o más...y sin fraude. Estoy abatido...hecho un abate...clérigo dieciochesco frívolo y cortesano...no quiero abandonar mis principios para llevarme bien con mi comunidad...veo a cada quien sometido a una vida no deseada por conservar lo que nunca tuvo ni tendrá, sometido al otro semejante, o bien, a la buena opinión de los demás, como si alguna opinión fuera buena...


PSICOANALISTA: Le veo sin espejo


JORGE: Sí, estoy en la paradoja, en el más allá de la opinión...hoy he leído que los medios han inventado la Generación Ni-Ni, la generación que ni estudia, ni trabaja...nadie interpreta que la mitad están deprimidos y la otra mitad son carne de cañón de esa guerra silenciosa, esa guerra a muerte, para que no figuren en la estadística ni de parados ni desempleados...Ni empleados Ni desempleados...Ni vivos Ni muertos...y todo para negar el psicoanálisis, no pueden tolerar algo que no entienden...no pueden tolerar algo que no sea susceptible de transformarse en noticia fácil y digerible...los periodistas , esos que transforman todo en periódico, en tiempo transitado, lo que no pueden transformar en pasado, lo que permanece, lo descartan, lo sacan del catálogo de existencias...han luchado durante décadas, hasta se han transformado ellos mismos en periodistas pariodísticos incultos, amarillos y rosáceos, después todo fue fácil...se dedicaron a decir que la ciencia ficción era ciencia y que el psicoanálisis era un acontecimiento acontecido...no saben que el acontecimiento Freud es un acontecimiento escriturario...se romperán, no podrán con él...habrá muchos caídos, muchas pérdidas, pero la letra es imborrable, más incluso cuando se intenta borrar...no sé...he pensado en las vacaciones...siempre las vivo como una pérdida..., tengo un amigo que se analiza y dice que un mes antes comienza a llegar tarde o no llegar...no sabe por qué...tal vez tenga esa idea de acostumbrarse a sufrir para luego sufrir menos...¡ja,ja! sufrir antes y sufrir después...¿y si no sufres después?...sufres igual...parece que la cuestión es no perderse el sufrimiento...


PSICOANALISTA: Nada es tarde si se empieza hoy


JORGE: A veces digo que es tarde para empezar algo y tal vez quiera decir que ese algo nunca lo empezaré... hay días que no viviré, hay siglos que no pisaré, hay besos que nunca daré...y no me importa...quiero vivir la vida que me vive...ninguna otra...sólo si la escribo...la viviré de esa manera, leyéndola, gozando de su lectura...¡he sido tantos y tantas, he tenido todas las edades, todos los sexos y todas las clases sociales!, ¡todas las nacionalidades!, ¡he sido extranjero y nativo, he nacido y he muerto, tántas veces!


PSICOANALISTA: ¡He comenzado y terminado una sesión, tántas veces, y sin embargo, las vacaciones...!


JORGE: Gracias por prestarme su voz, sólo las vacaciones me separan de mi psicoanalista...bueno del mío no, porque el psicoanalsita que me he forjado es mi análisis, sólo me separo de mi diván, ese diván...de alquiler...y de usted...un lugar donde puedo poner mi odio, mi amor, mis rencores...no sé el porqué de este plural...¿seré más rencoroso que otra cosa o seré de amor único y de odio único, y sin embargo de rencores múltiples?. Infiel en el rencor pero no en el amor...no es una pretensión, me pasa así y yo dejo que pase...evidentemente algo participo...pero como no somos solos sino el producto de nuestras relaciones sociales, también participan mis "otros"...y si no tenemos relaciones sociales tendremos relaciones fantasmáticas o relaciones delirantes y participarán mis "otros" fantasmáticos o delirantes...hay quien sólo se relaciona con sus muertos...porque si fueran los muertos de la humanidad, los que celebra haber conocido..., pero no, se relacionan con "sus muertos"
PSICOANALISTA: Sólo me voy de vacaciones, no estoy muerto.
JORGE: Gracias por su aclaración, a veces me pregunto qué hace que una persona elija a otra como su psicoanalista o su maestro o su líder...me pregunto por qué Freud es un gran hombre para mí, por ejemplo...El mismo Freud explica que la belleza y la fuerza muscular, aunque son cualidades envidiables, no abonan pretensión alguna de "grandeza", y sin embargo actualmente el gimnasio y la cirugía estética pretenden ser fuente de felicidad y éxito... tampoco el éxito es un atributo distintivo de la grandeza, pues en la historia de la Humanidad hubo grandes hombres que en lugar de alcanzarlo, sucumbieron a la desgracia. Es la idea que sustentan, ¿Serán las ideas que Freud sustenta lo que hacen de Freud un gran hombre para mí?
PSICOANALISTA: ¿Necesidad de una ley?
JORGE: Sí, sin pensamiento no se puede enfrentar la realidad, transformar cuando se requiera o transformarse cuando sea necesario..., sólo una manera de pensar que incluya la transformación de la realidad y la transformación del sujeto...no sabía que vivía hasta que me encontré con Freud...con los textos de Freud, porque Freud para mí es una escritura...mi vida cambió sin que nada cambiara...todo cambió, incluido yo mismo y, sin embargo, parezco el mismo hombre...hubo épocas de mi vida que parecía haber cambiado y nada había cambiado...los cambios no son cambios de significados, sino cambios que incluyan los significantes... somos habitantes del lenguaje, no somos habitantes de los significados...un nuevo significante en el mundo hace que el mundo cambie, un nuevo significante en un sujeto hace que cambie el sujeto y todas sus relaciones con el mundo y consigo mismo...desde que he puesto el significante psicoanalista en mi vida, soy otro, mi vida es otra y el mundo ha cambiado para mí, han entrado en mi mundo todos los significantes articulados con el significante psicoanalista...con el significante llega su ley...ganamos el significante y su modo de funcionamiento...y...con las vacaciones llega el momento de darse cuenta que el psicoanálisis en ausencia no quiere decir que me falte...que la ausencia, en general, es la forma más fuerte de la presencia...voy a ejercitar la forma de presentificar la ausencia, mientras que ahora trato de ausentificar la presencia...
PSICOANALISTA: Continuamos la próxima
JORGE: ¡Ja, ja, justo cuando estaba diciendo ausentificar la presencia!...hasta la próxima
Jorge caminaba afectado sin saber porqué, y pensó "habitar el lenguaje nos permite decir "yo soy la Humanidad" como dice el poeta, y también nos permite vivir en vacaciones sin que nos falte la palabra "psicoanalista", "estar a solas de alguien" no queire decir "estar solo". "

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada