jueves, 20 de agosto de 2009

SESIÓN SESENTA Y TRES

JORGE: Matan más los prejuicios que la enfermedad..., por eso me psicoanalizo, para terminar con mi deseo de morir, ¡hay tanta gente que quiere matar!, no siempre es así, pero si el deseo de morir se encuentra con el deseo de matar, ahí mueres como un bellaco... o como un vivo, es necesario estar vivo para morir, ¿no es así?



PSICOANALISTA: Sí, cuando estaba de vacaciones también estaba vivo.



JORGE: ¿Quiere decir que le he llamado bellaco por irse de vacaciones?



PSICOANALISTA: El pasado no existe, ¿tal vez por haber vuelto?



JORGE: Cuando venía para la sesión he pensado, por un instante, que me hubiera gustado que le pasara algo, que me parecía que había fracasado por reprocharle haberse ido...no era para tanto...he podido vivir sin psicoanálisis...perdón, con psicoanálisis simbólico...el símbolo puede más...el pacto puede más que cualquiera de sus intervinientes...he aprendido la lección...dos amigos que llevan viviendo juntos cerca de 10 años quieren casarse, se llevan muy bien, son una pareja única, unos padres inéditos, dos de sus tres hijos son ya dos muchachitos, el pequeño sólo tiene dos años...me preguntaron acerca del matrimonio y yo les dije que no tenía opinión sobre cuestiones en general, pero que pensaba que si a ellos les iba bien como estaban no aconsejaba cambiar...los pactos son más grandes que las personas, el pacto matrimonial genera modos que van a poder con la relación que mantienen actualmente...como el pacto psicoanalítico que puede lo que yo solo no puedo...a mí me va bien así por eso no cambio, trabajo para mantenerme en el pacto...estoy impactado...formado por pactos...como usted dice: somos el producto de nuestros pactos.



PSICOANALISTA: Si usted lo dice



JORGE: Ya sé, ya sé, no pierde ninguna oportunidad...no importa que digamos que otro lo dice es una manera de decir del que habla, y ahora hablo yo... ¿no es así?



PSICOANALISTA: Si a usted le parece



JORGE: Entiendo, no es un ser es un parecer...el psicoanálisis siempre sorprende, tengo un amigo que antes de comenzar a analizarse estaba siempre aburrido y ahora...al menos esa palabra ha desaparecido de su discurso corriente...tal vez hablo de mi amigo para hablar de mí...a veces dudo...¡ja,ja! me río porque hoy escuhé a uno de nuestros próceres culturales hablar de la duda como si fuera el objetivo, no sabe que en Descartes es método y no fin, y que en Freud donde hay duda hay un pensamiento...enseñan a dudar de todo, de la ciencia, de la ley, de la poesía, de los mayores, de los gobernantes, etc...en lugar de enseñarnos a dudar de nosotros mismos, además creen que el pensamiento es lo que se piensa con nuestra pequeña cabecita, no enseñan que se trata de ocupar un lugar en una manera de pensar, que tampoco hay tantas...también hablaba de ser desobediente como necesario...cuando en realidad se trata del verbo y no del ser, obedecer o desobedecer no es algo que hable de ser obedicente o desobediente, habla de nuestra relación con el otro, con algunos somos obedientes y con otros desobedientes, incluso con la misma persona a veces somos obedientes y otras veces desobedientes...recuerdo un poema que decía algo así : "no te vanaglories de ser obediente porque el mérito lo tiene el que te ha hecho obedecer", ¿no le parece?




PSICOANALISTA: Sí, tal vez usted a veces no quiere analizarse porque la gloria se la va a llevar el psicoanalista.



JORGE: Eso que es una gloria silenciosa, sólo yo puedo decirlo...pensar que lo que hago por otro queda como hecho por mí y para mí, es algo que todavía es teoría para mí...todavía no me he apropiado, no me es propio...sólo el yo es ajeno y sin embargo, ¡me parece tan propio!

PSICOANALISTA: ¿Continuamos la próxima?

JORGE: Continuamos la próxima

Jorge se detuvo antes de salir.

JORGE: Quiero que Lola venga a psicoanalizarse con usted, ¿puede darme una tarjeta?

PSICOANALISTA: Tendrá que ser Lola la que lo desee, ¿no le parece?

JORGE: Ah, Lola sabe su nombre y apellido, si lo desea le llamará.

Jorge caminaba sin prisa mientras pensaba "quería saber si Lola venía a psicoanalizarse y no me ha dejado averiguarlo...estoy seguro de mi psicoanalista...nunca habla sin tener en cuenta con quien habla."














No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada